Travel Blog

El Coliseo o Anfiteatro Flavio es un anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I y ubicado en el centro de la ciudad de Roma. Su denominación original, Anfiteatro Flavio, hace referencia a la dinastía Flavia de emperadores que lo construyó; su nombre posterior, Coliseo, y por el que es más conocido en la actualidad, se debe a una gran estatua que había cerca, el Coloso de Nerón, que no ha llegado hasta nosotros. Por su conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la Antigüedad clásica. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno el 7 de julio de 2007.

Una vez en el interior lo primero que encontrarás de frente será la arena y el hipogeo, esos túneles donde se guarecían los gladiadores y las bestias antes de salir a morir por el Cesar. Allí sudando, aterrados de miedo, repitiendo para sí mismos la frase “Ave Cesar, los que van a morir de saludan”, para no confundirse ante el emperador y morir antes de tiempo… La arena, un óvalo de 75 por 44 metros, era una plataforma hecha en madera y cubierta de arena,  por lo que de ella no se conserva nada, dejando hoy al aire libre todo el laberinto de túneles y mazmorras subterráneas.

Escriba un Comentario